lunes, 13 de octubre de 2008

MANIFIESTO POR LOS ESPACIOS PÚBLICOS, POR LA ALAMEDA Y CONTRA LA REPRESIÓN POLICIAL.



CONCENTRACIÓN EN LA ALAMEDA

CONTRA LA REPRESIÓN POLICIAL Y POR EL USO LIBRE Y RESPONSABLE DEL ESPACIO PÚBLICO.

VIERNES 17 DE OCTUBRE DE 2008. 23.00h

ALAMEDA DE HÉRCULES.

Desde la Asamblea La calle es de todxs, hacemos un llamamiento a la movilización frente a la situación que se vive últimamente en los espacios públicos de la ciudad, muy especialmente en la Alameda de Hércules, donde cada semana se desalojan los espacios indiscriminadamente, produciéndose abusos policiales que se traducen en la vulneración de derechos fundamentales, ante el silencio de la Administración y los medios de comunicación. La represión llega a niveles insostenibles, sirva como ejemplo la sanción de 100 euros interpuesta a 4 vecinxs por, literalmente “charlar en el silencio de la noche”.















Por ello te pedimos que firmes este manifiesto, mandando un correo a lacalleesdetodos@patalata.net o añadiendo un comentario a esta entrada en el blog, ya sea a título individual o como colectivo. Es hora de cerrar filas frente a este ataque salvaje a nuestros derechos y libertades fundamentales. ¡Paremos de una vez esta represión!

Hace ya casi 2 años se aprobó en Andalucía la Ley 7/2006, más conocida como Ley Antibotellón. Ésta dice, entre otras cosas: “Queda prohibida la permanencia y concentración de personas que se encuentren consumiendo bebidas o realizando otras actividades que pongan en peligro la pacífica convivencia ciudadana”. Su ambigüedad y subjetividad la convierten en la ley autonómica más restrictiva y represiva de todas las de su género, al dejar en mano de cada agente de policía su interpretación personal a la hora de ser aplicada.

A través de la ley se pretendía acabar con el fenómeno del botellón por la mera vía represiva, sin ofrecer ningún tipo de alternativa y sin diálogo social. Nada más entrar en vigor, la aplicación de la ley se tradujo en cargas policiales sin mediación previa, con el resultado de numerosos heridos y destrozos en locales por parte de la policía, como ocurrió en la Cuesta del Rosario el primer fin de semana. En la Alameda se organizaron concentraciones pacíficas sin alcohol en defensa del Derecho de Reunión, que también fueron disueltas con violencia, con los consiguientes heridos y detenciones ilegales. El propio Defensor del Ciudadano pidió explicaciones sobre estos hechos al Ayuntamiento que todavía no han sido contestadas.

A lo largo de estos dos años, la Asamblea La Calle es de Tod@s, ha recibido numerosas denuncias, todas relacionadas con abusos policiales y vulneración de derechos fundamentales. La excusa siempre es la aplicación de la citada ley, incluso cuando se desalojan indiscriminadamente los espacios públicos sin importar que se consuma alcohol o no.

Aunque estos hechos se han producido en distintos puntos de la ciudad, en ninguno se aplica con tanta dureza como en La Alameda de Hércules, un barrio que en la última década ha sido transformado, mediante un proceso especulativo, en un barrio para el turismo y los “nuevos ricos”.

Cada fin de semana, la plaza es tomada por patrullas motorizadas de policías, circulando en algunos casos a gran velocidad por los espacios peatonales. Establecen un toque de queda desde temprana hora, disolviendo cualquier concentración de personas y cerrando locales bajo amenazas o sanciones. El caso más increíble fue el que sufrieron 4 vecinxs al ser multadxs con 100 € cada unx por, como dice textualmente la denuncia, “charlar en el silencio de la noche”.

Reconocemos que el botellón genera un conflicto de convivencia que debe ser solucionado, pero nos oponemos a este tipo de medidas represivas para la solución del mismo, pues genera un recorte en las libertades y derechos fundamentales de todxs. Creemos que la salida al problema debe pasar por la mediación con la juventud y el vecindario, la creación de alternativas reales y la oferta de espacios gestionados por lxs jóvenes donde éstos puedan desarrollar sus iniciativas.

Por ello exigimos:

-El cese de la represión policial en los espacios públicos y el levantamiento del “estado de excepción” que sufre en la actualidad la Alameda de Hércules.

-La derogación de la Ley 7/2006 y la apertura de un proceso participativo de diálogo con todos los agentes implicados para la solución de los conflictos de convivencia que puedan generarse del actual modelo de ocio.


La Calle es de Todxs.

1 comentario:

Logan y Lory dijo...

Firmado queda.

De nuevo saludos..