martes, 27 de mayo de 2008

María Sabina, mujer espíritu














"La esencia es lo que hace iguales a todos los seres; que se diferencian entre sí dependiendo de su cercanía o alejamiento con respecto a esa esencia"


La indígena más famosa de México, María Sabina. Su nombre traspasó las fronteras porque, precisamente, la fama le vino del extranjero. Inumerables investigadores, intelectuales, escritores, pintores, poetas, músicos, curiosos y hasta políticos -con fines políticos- se ocuparon o inspiraron en ella. Procedentes de varias partes del mundo y aun caravanas de jóvenes, hombres y mujeres, otros, no tan jóvenes, la visitaron y conocieron. Algunos famosos del mundo están ligados a su nombre en el entorno de la leyenda que como bruma misteriosa envuelve su historia. Fue llamada sacerdotisa, papisa, chamana, curandera o vendedora de sueños.

María Sabina, mujer espíritu
Director: Nicolas Echevarria/Lugar y año: México, 1979/ Guion: Nicolas Echevarria / Fotografia: Gonzalo Infante /Música: Mario Lavista/ Edición: Saúl Aupart /Duración: 80' /Intérpretes: María Sabina, Andrés Henestrosa/ Forma: documental/ Sipnosis: María Sabina, mujer espíritu, es el retrato cinematográfico de una de las más famosas curanderas de México.

María Sabina: Mujer Espíritu (Parte 1)



María Sabina: Mujer Espíritu (Parte 2)



María Sabina: Mujer Espíritu (Parte 3)



partes restantes aquí

sobre María Sabina
http://www.tradicionperenne.com/CHAMANISMO/maria_sabina.htm


Soy una mujer que llora
Soy una mujer que escupe
Soy la mujer que mea
Soy una mujer que ya no da leche
Soy una mujer que habla
Soy una mujer que grita
Soy la mujer que vomita
Soy una mujer asquerosa pero sé luchar contra la muerte y contra las yerbas que crían el veneno
Soy una mujer que da la vida
Soy una mujer que ya no pare
Soy una mujer que flota sobre las aguas
Soy una mujer que vuela por los aires
Soy una mujer del aire
Soy una mujer que bebe el humo
Soy una mujer que bebe la sangre de los corderos
Soy una mujer que bege la sangre de los muertos
Soy una mujer que bebe la sangre del león
Soy una mujer que bebe la sangre de los niños
Soy una mujer que bebe la sangre de los mozos
Soy una mujer que bebe el humo
Soy una mujer que bebe el humo
Soy una mujer que bebe el humo
Soy una mujer de luz
Soy una mujer que anda sola
Soy una mujer que anda sola
Sou una mujer derribada
Soy una mujer pura
Soy una mujer hambirenta y sedienta
Soy una mujer sin memoria
Soy una mujer de trapo
Soy una mujer que no miente
Soy una mujer que tampoco miente
Soy una mujer metida en un baúl estrecho
Soy una mujer que come flores
Soy una mujer que come peces vivos y saltamontes
Soy una mujer capaz de pasar hambres
Soy una mujer que pasa hambres
Soy una mujer que pasa muchas hambres
Soy una mujer que no recuerda haber comido jamás
Soy una mujer a lq ue cocieron en chocolate
Soy una mujer calva
Soy una mujer a la que dejaron calva rociándole la cabeza con chocolate
Soy una mujer sin lengua
Soy una mujer de palo
Soy una mujer con ojos que ni miran ni brillan
Soy una mujer que ve en la tiniebla
Soy una mujer que palpa la gota de rocio posada sobre la yerba
Soy una mujer a la que asesinó el marido hace ya muchos años
Soy una mujer que murió en la cárcel porqué fue acusada de haber asesinado a su marido
Soy una mujer que efectivamente asesinó a su marido
Soy una mujer valerosa y que no tiembla
Soy una mujer que duerme sola
Soy una mujer de arena
Soy una mujer que vela eternamente
Soy una mujer que tiene un agujero en la garganta....

Sigue aquí el Oratorio de Maria Sabina, Camilo Jose Cela