martes, 22 de septiembre de 2009

MYSTERIES OF THE ORGANISM


WR: MYSTERIES OF THE ORGANISM from arena23 on Vimeo.


WR: los misterios del organismo (1971) intentó articular lo corporal y lo político a través de una suerte de extraña y genial apropiación de la obra del psicólogo austríaco Wilhelm Reich, uno de los discípulos más destacados de Freud.

En los primeros minutos, Makavejev parece estar interesado en presentar la obra y la vida de Reich, objetivo declarado en el prólogo del film. Así, las tesis centrales de La función del orgasmo y La psicología de masas del fascismo son presentadas por una voz en off mientras se ve un plano fragmentado en forma de balón en el que se ven juegos eróticos practicados por una pareja. Por un período de tiempo, WR: los misterios del organismo recurrirá a material de archivo que intercala con entrevistas de familiares de Reich, pacientes y partidarios, que sirven para comprender algunos de sus postulados y aspectos de su vida, como su fatídico destino en los EE.UU.: Reich, condenado a reclusión perpetua, murió en el correccional federal, en Lewisburg, Pennsylvania, en 1957.

Makavejev dejará en claro el clima persecutorio contra Reich y su centro internacional para la investigación de la economía sexual, The Orgonon. Si no se explicará el delito es porque de hecho no había ninguno. Finalmente, las obras de Reich fueron quemadas en algún horno público en Nueva York.

3 comentarios:

Logan y Lory dijo...

Qué manía con quemar lo "no correcto" por parte de mentes incorrectas. Cuanta intolerancia y sobre todo, cuanta ignorancia.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Hola Estuve visitando tu blog y me parece muy interesante, permíteme felicitarte. Sería para muy agradable contar con tu blog en mis dos directorios y estoy completamente convencido que para mis visitas que no son pocas será de mucho interés. Si lo deseas no dudes en escribirme muchos Éxitos con tu blog.

Un saludo

Franck Michel Reyes
WebMaster
Contacto: rey.delcastillo@hotmail.com

mobesse dijo...

Quiero agradecerte el que hayas distribuido las entradas de cada mes en enlaces propios. Eso facilita mucho las cosas a los que no dispongan de una buena conexión o anden escasos de memoria RAM.

El Sr. Reich tenía su razón (o toda la razón) pero, visto desde esta altura de la historia, queda un poco irrisorio. Claro, que después de ver el vídeo (el primero) de la entrada anterior, Biopoder lo que da es ternura. Y añoranza; aunque estaban ya las cosas muy mal no se divisaba un horizonte de chapa, tan inhumano.

No he podido seguir. Me resisto a creer que pueda ser verdad. Un amigo filósofo (y químico) que da clases en la Facultad de Filosofía de la Universidad de Murcia, dice que nuestro cerebro no es más que un receptor y que los científicos creen que manipulando el receptor van a producir algo nuevo (según mi amigo los cambios sólo pueden venir el emisor). No sé si se refiere a Dios o a una inteligencia básica... Yo, de momento, me acojono. Sí, porque preferiría que esto petara por causas "naturales" a que se llegara a la situación anunciada de metahumanos de latón o fabricados por Johnson & Johnson, como anuncian estos imbéciles que nos dicen muy convencidos lo que será el futuro. Como si el futuro existiese (y menos, separado de nosotros). ¡Qué locura!

Un abrazo.