martes, 4 de marzo de 2008

Cristobal Colón

























(...)

Muchos autores, como el Filosofo Español Joaquin Trincado, coinciden en señalar que Colon era de Galicia, específicamente de Pontevedra. Así mismo el historiador Nectáreo María aseguro que era Español de origen judío, "UN PIRATA NEGRERO LLENO DE CRUELDAD, AVARICIA, EGOÍSMO Y SOBERBIA".
Hagamos un resumen de hechos: A tierras Americanas llego Alonso Sánchez de Huelva, capitán de una embarcación de pesca, junto con otros marinos de su tripulación, entre los que se encontraba Cristóbal Colon, todos llegan empujados por la fuerza de un vendaval, desde las costas de Galicia donde se hallaban en faenas de pesca. Al cabo de cierto tiempo, Alonso Sánchez decide regresar a España, utilizando la carta marina que previsivamente fue trazando durante la azarosa travesía. Colon tomo la decisión de regresar junto con su patrón, en cambio seis marinos optaron por quedarse en lo que luego se denomino la Española. Ya de regreso, y encontrándose en alta mar, Colon asesino a su experto capitán y se apropia así del documento que luego le serviría a este USURPADOR para orientarse en una nueva travesía y fingir de autentico descubridor. Colon por su ambición de riquezas y poder, comprendió que las tierras descubiertas por su patrón, representaban una fuente inagotable de riquezas a quien dijese ser su descubridor; por ello tomo la determinación de asesinarlo para robarle los apuntes que había trazado guiándose por las estrellas en la ida azarosa y corregidas en la vuelta voluntaria.

Consumado el robo y crimen premeditado, Colon desvía la pequeña embarcación hacia Lisboa y disfrazado se finge Italiano, haciéndose pasar por Genovés, y recurre en el año de 1484 al Rey de Portugal Juan ll , a quien trata de convencer para que financie una expedición que iría en búsqueda de ciertas tierras desconocidas, que Colon, dice haber escuchado de su existencia a ciertos pescadores. El Rey rechazo el pedido ateniéndose al informe contrario presentado por tres peritos, donde entre otras cosas le recordaban al rey, los dogmas religiosos que afirmaban que en los fondos de los mares desconocidos habían piedras de imán que atraiana los buques y los hacían naufragar,asi como zonas de aguas hirvientes en el Ecuador que harían zozobrar a cualquier embarcación; además, los peritos advertían que las recompensas solicitadas por Colon en el caso de cualquier hallazgo eran exageradas.

Rechazado su proyecto por la corte lusitana, Colon se vio en la necesidad de pasar a España, a finales de 1485 o comienzos de 1486. Allí con el secreto de su robo y crimen, se vio obligado por el hambre y la miseria, mas los prejuicios religiosos, a visitar el convento de santa María de la rabida, de la orden franciscana, donde confeso su robo y crimen a los frailes Juan Pérez, Antonio de Marchen y otros, quienes bajo amenaza le arrebataron las cartas de navegación levantadas por Alonso Sánchez de Huelva , asesinado por Colon.

Los frailes de este convento, ocultaron por algunos años estos documentos que consideraron peligrosos y herejes para sus doctrinas dogmáticas, pero enterados, que Colon fue a buscar apoyo a las cortes de Inglaterra y Francia y movidos por su sed de ambición y dominio, se vieron obligados a mostrárselos, en la persona del fraile Antonio de Marchen, a la reina Isabel la católica, quien con semejantes documentos comprendió el total éxito de la expedición, por lo que inmediatamente mando a llamar a Colon a la corte para discutir las condiciones del viaje. En un principio la reina no acepto las condiciones impuestas por Colon por considerarlas exageradas, pero pronto suavizo su posición al comprender que Colon era un hombre enfermizamente ambicioso, que no escatimaba medios para conseguir sus fines, hasta el punto de haber asesinado y robado para ello.

El 17 de Abril de 1492, la reina Isabel firmo las capitulaciones en santa fe, adquiriendo Colon para si y sus descendientes el titulo de Almirante de las islas y tierras firmes que descubriera: seria Virrey y Gobernador general de ellas; con facultad de proponer candidatos para los cargos que fuesen creados; recibiría el décimo de las riquezas que se encontraran; le correspondería a el y a sus sucesores entender como únicos jueces en los posibles pleitos entre Castilla y las nuevas tierras.

Con la firma de las capitulaciones lograba Colon lo tan anhelado desde que asesino a su patrón y verdadero descubridor que era: primero, impunidad en el robo y crimen cometido. segundo, privilegios únicos que lo convertían en un hombre poderoso. tercero, protección y encubrimiento cómplice de la iglesia católica y de la reina Isabel. y cuarto, satisfacción por el triunfo de su avaricia, ansias de poder, riquezas y dominio.
Como hemos podido observar, el verdadero descubridor fue el marino de Huelva asesinado por Colon. Colon lo que hizo fue retardar dicho descubrimiento al ocultar por varios años su criminal acción. Con tales antecedentes se develan así mismo las falacias en que incurrió Cristóbal Colon acerca de su nombre y de su lugar de nacimiento, y el hecho de que anduviera por diversos países tratando de conseguir financiamiento para su empresa; pues, se hallaba temeroso de que la justicia humana descubriera el crimen que el había cometido.
(...)

Si deseamos conocer un poco la personalidad de Cristóbal Colon, debemos leer a Jacob Wasserman, quien entre otras cosas escribió en su libro: "COLON, EL QUIJOTE DEL OCÉANO", lo siguiente: "COLON ERA PRACTICO, ARTERO Y MAÑOSO, ERA SOMBRÍO COMO UN MONJE; NI UNA CHISPA DE ALEGRÍA BRILLABA EN SUS OJOS; NO POSEÍA NINGUNA HUELLA DE HUMORISMO; TODO EN EL ERAN SUSPIROS, LAMENTOS, CONGOJAS, APAGAMIENTOS; INCAPAZ DE GANAR Y GUARDAR. JAMAS SUPO HACER POR SI MISMO UN COMPUTO, YA QUE CARECÍA DE ADECUADOS CONOCIMIENTOS CIENTÍFICOS. SU ERUDICIÓN SE REDUCÍA ÚNICAMENTE A LA HISTORIA DEL VIEJO TESTAMENTO"

Esta oportuna descripción queda plenamente confirmada con los siguientes hechos: en su tercer viaje colon se ve ante las bocas del Orinoco, y NO SE DA CUENTA que se encontraba realmente ante un Continente, pues ninguna isla podría contener un río como aquel, que lanzaba sus aguas dulces muchos kilómetros mar adentro. Sigue costeando y llega a la Península de Paria , a la que le da el nombre de "ISLA SANTA", que luego se lo cambia por el de "ISLA DE GRACIA"…Recorre muchos kilómetros de costa, desde el Orinoco hasta Paria y de aquí hasta la Vela de Coro, y con todo esto no se da cuenta de que se encontraba ante todo un continente. El usurpador piensa de nuevo en el enorme río, pero es solo para ocurrírsele que se trataba del Ganges. Luego se imagina que es en Paria donde debe estar situado el paraíso terrenal. Cuesta trabajo creer como fue posible que a este hombre lo llamaran el descubridor, cuando jamas supo lo que había descubierto, ya que cuando se encuentra frente a tierra firme, la bautiza con el nombre de Isla…a pesar del enorme trecho de tierra que hay entre el Orinoco y Paria.
Otros autores han señalado, que Colon se comporto siempre como un hombre egoísta y sin ningún principio de honor y no solamente fue despiadado con los indios, sino aun contra sus fieles marinos y amigos. Se recuerda su actitud cuando el descubrimiento: por decreto real, al primero de los tripulantes de sus tres carabelas que viera tierra, se le pagaría una pensión de 10.000 maravedis. Pues bien, a las 2 de la madrugada del día 12 de Octubre, Rodrigo de Triana dio la voz de "tierra". El caso es que Colon, dijo que la noche del día 11, antes de irse a cama, a eso de las 10 de la noche, le pareció haber visto en lontananza, o sea, a lo lejos, una luz que "era como una candelilla de cera que se alzaba y se levantaba". Colon se hizo pagar la pensión alegando haber sido el, el primero en ver tierra, que en todo caso no fue tierra sino luz la que vio, y la orden decía expresamente que había de ser tierra. Esta sucia acción retrata de cuerpo entero quien fue Colon.
Colon, fue cruel por muchas razones, siendo la principal el oro. El que le pusiera dificultades en sus negocios, lo fulminaba sin piedad. A Colon le podían arrancar el corazón, pero no la bolsa. Su sed de oro lo hizo cometer muchos crímenes, entre ellos el ASESINATO de su patrón y verdadero descubridor de estas tierras, así mismo cuando introdujo la costumbre de cortarles la nariz y las orejas a aquellos indios que trataban de huir, o que se mostraban renuentes a trabajar para el, o a soportar la esclavitud. Con este mismo propósito introdujo la costumbre de amaestrar perros bravos para perseguir a los indios desnudos quienes huían por no poder pagar el impuesto de oro que se les exigía.

Cierta vez, convencido Colon de que no lograría dominar por la fuerza al cacique Caonabo, le dio esta orden a su teniente Alonso de Ojeda: "INVITAD AL INDIO CAONABO, AMIGABLEMENTE, A QUE VENGA A NUESTRO CAMPAMENTO PARA HACER CON EL UN ARREGLO AMISTOSO, Y TAN PRONTO LLEGUE, CAPTURADLO". Ojeda cumplió la orden y el confiado indio fue a la amistosa cita donde fue hecho prisionero, muriendo poco tiempo después.
Colon lejos de ser víctima, fue victimario; lejos de ser descubridor fue un usurpador; mas que un explorador, resulto ser un explotador. Otro navegante se habría dedicado principalmete a hacer investigaciones científicas en los lugares que visitaba durante sus viajes a ultramar. Pero a Colon todo esto le parecia secundario y debido a ello murió ignorante de que había descubierto el nuevo mundo, pues su mente no parecía tenerla ocupada en la exploración, sino en la explotación. Busca solo oro por todas aquellas islas, y cuando no lo encuentra, ese cruel explotador busca indígenas que secuestra y que luego vende como esclavos, convirtiendolos así en lo que EL llamaba "ORO HUMANO"…Los ofrecía a 1500 Maravedis "LA PIEZA",, Y para animar tan vergonzoso trafico agregaba que con el producto de su trabajo cada indio, en poco tiempo, se pagaba por si mismo. "Y LA PAGA SEA DE LOS MESMOS DE LOS PRIMEROS DINEROS QUE DE ELLOS SALIEREN", escribió este cruel traficante de esclavos. Nos habla con entusiasmo de un lote de 4000 indios que a poco valor valdrían 20 cuentos y 4000 quintales de brasil…Ello demuestra que su mina de oro humano ha debido ser inagotable. Una vez necesitaba siete mujeres indígenas y ordena que le traigan "SIETE CABEZAS" cual si se tratara de ganado…
En resumen, Colon se distinguió mucho por su avaricia, por su sed de honores y de bienes materiales. Lejos estuvo EL de poseer el desinterés y el amor a la ciencia que distingue al verdadero sabio
Analizadas las cinco grandes mentiras que enseñan a nuestras juventudes con respecto a Colon, estudiaremos otros datos que nos ayudaran a encontrar la verdadera historia de este hombre mala mañoso.
ARTÍCULO COMPLETO

Quinientos años de mentiras: un usurpador y criminal llamado Cristóbal Colón

MIJAIL J. GUERRA B.