miércoles, 6 de agosto de 2008

El Congreso aprobará el Tratado de Lisboa sin preguntar a los ciudadanos














PSOE, PP, CiU, PNV, CC y UPyD votarán a favor de que España se sume al nuevo Tratado, cuya ratificación definitiva la dará el Senado a final de septiembre o principios de octubre, una vez que se reanude la actividad parlamentaria después del parón del verano.
ERC e IU ya tienen decidido su voto contrario a refrendar el Tratado de Lisboa, mientras que ICV se abstendrá.
La dirección del BNG acordará hoy si se inclina por el no o por la abstención, aunque ha descartado el voto a favor; también está por concretar cuál será la postura de la diputada de Nafarroa Bai, Uxue Barkos.
ERC e IU coinciden en que el Tratado mantiene el espíritu y el contenido de la fracasada Constitución Europea, no responde a los intereses de la ciudadanía y defiende posiciones neoliberales en materias como la economía o la inmigración.
El BNG discrepa en estos puntos y en el método escogido para la ratificación, al considerar que debería haber sido votado en referéndum popular, como en Irlanda, según su portavoz, Francisco Jorquera.
En declaraciones a EFE, Jorquera ha subrayado la ’vocación europea’ del BNG, pero ha insistido en que el tratado representa un ’déficit democrático’ y aleja a los ciudadanos de la construcción europea.
El diputado de ICV, Joan Herrera, justifica su abstención en que a pesar de las carencias del texto, el bloqueo de su aplicación no es lo más adecuado tras la crisis abierta por el triunfo del no en el referéndum irlandés.
La andadura del Tratado de Lisboa por el Congreso se limitará al debate del jueves, al tramitarse por el método de lectura única.
El Gobierno aprobó el proyecto de ley orgánica de ratificación el pasado 29 de abril en el Consejo de Ministros.
El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, será el encargado de defender ante la Cámara la necesidad de respaldar el nuevo tratado para seguir construyendo Europa con políticas e instituciones preparadas para afrontar retos como la inmigración, la seguridad o el cambio climático.
España será el primer país que dé pasos en favor de la ratificación después de la cumbre de Bruselas celebrada los pasados jueves y viernes, en la que los líderes europeos decidieron continuar adelante pese a la crisis de Irlanda.
El Tratado de Lisboa crea la figura del presidente del Consejo Europeo, da más peso a los Parlamentos nacionales y otorga por primera vez valor vinculante a la Carta de Derechos Fundamentales de la UE, entre otros aspectos.

La República 23-06-2008

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=69276


IRLANDA VOTÓ QUE NO AL TRATADO DE LISBOA

Gracias a las personas que han votado en referendum el Tratado de Lisboa o falsa constitución europea se pone una nueva traba a los deseos de la élite europea de esclavizarnos a todos dirigiendo nuestros países desde instituciones cada vez más separadas de la realidad de la vida y problemas de la gente común de toda Europa.
El problema es que esta élite política y económica ya está diciendo que el proceso de ratificación del Tratado de Lisboa debe de continuar en el resto de países aunque Irlanda haya votado que no. Supongo que ya se encargarán de desvirtuar este resultado y de "amenazar" para presentar en un futuro una nueva votación en Irlanda o una ley interna que no tenga en cuenta la voluntad de sus ciudadanos.
Si todavía no sabes hasta donde están dispuestos a llegar es que aun estás dormido y necesitas despertar:



On the day before the EU constitution was signed in Lisbon the resistance in Strasbourg demands a referendum across Europe.


El Tratado de Lisboa o la errática deriva de la UE. Rebelión