sábado, 29 de septiembre de 2007

La escuela de las americas



















BAJO EL DISCURSO DE FORTALECER E IMPLANTAR LA DEMOCRACIA EN EL PLANETA, EL GOBIERNO DE LOS ESTADOS UNIDOS A TRAVÉS DE LA ESCUELA DE LAS AMÉRICAS, ENTRE OTRAS VÍAS, DIFUNDE UNA CULTURA BELICISTA AMENAZANDO ASÍ LA PAZ Y LOS DERECHOS HUMANOS.

Pacifistas estadounidenses del Observatorio de la Escuela de las Américas, conocida por sus siglas SOAW, realizan en estos días una visita a nuestro país en el marco de la Jornada ’Desmilitarización: garantía de Paz’, que busca solicitar a los gobierno de la región no enviar más militares a la ex Escuela de las Américas, ahora denominada Instituto de Cooperación para la Seguridad Hemisférica. Esta acción a su vez forma parte de la campaña global por el cierre de la Escuela de las Américas, ubicada en Fort Benning, Georgia, USA.

Es conocido que en la Escuela de las Américas se impartía instrucción cada año a miles de oficiales, suboficiales y soldados latinoamericanos. Una vez graduados, esos uniformados regresaban a sus países y perpetraban crímenes contra la población aplicando técnicas violentas que configuraron un escenario de dictaduras represivas y sangrientas en la región en las últimas décadas.

En 1996 el Pentágono se vio obligado a sacar a la luz los manuales de entrenamiento que eran utilizados por la Escuela de las Américas. En ellos abogaban por el uso de la tortura, la extorsión y la ejecución. El New York Times denunció: «América puede ahora leer por sí misma algunas de las tremendas lecciones que el Ejército de los Estados Unidos impartió a miles de latinoamericanos.»

Alumnos de la Escuela de las Américas fueron responsables de asesinatos como del Arzobispo Romero, líderes sindicales, las cuatro religiosas norteamericanas en El Salvador y masacres como la de los Jesuitas y El Mozote en Guatemala.

Desde la década del 50 el Ecuador ha enviado militares, policías y últimamente civiles a la Escuela de las Américas. Del 2001 al 2005 han viajado un total de 182 estudiantes a Fort Benning. Las temáticas del adiestramiento van desde contrainsurgencia, operaciones psicológicas, francotiradores, guerra irregular y operaciones de interceptación de información, entre otras. Sin embargo, estos conocimientos no sólo se aplican a la seguridad interna o externa, por el papel que tienen las Fuerzas Armadas ecuatorianas inciden en otros ámbitos públicos donde están presentes, Petroecuador, Conartel, el Consejo Nacional de Electrificación, etc.

La Escuela de las Américas a través de su adiestramiento, tiene la finalidad de mantener a los militares en diferentes instancias de poder. Bajo el discurso de fortalecer e implantar la democracia en el planeta, el gobierno de los Estados Unidos a través de la Escuela de las Américas, entre otras vías, difunde una cultura belicista amenazando así la paz y los derechos humanos.

Los soldados adiestrados en la escuela de Fort Benning una vez en sus países se convierten en la fuerza de la política exterior estadounidense, que protegen los intereses económicos de Estados Unidos en esos países. América Latina no está libre de esta amenaza. La mayoría de los efectivos entrenados en Fort Benning proceden de Colombia que es el tercer mayor receptor de ayuda militar estadounidense, después de Israel y Egipto.

Ver documental La escuela de las americas

La Escuela de las Américas, obstáculo para la democracia

Ex maestros y ex alumnos de la Escuela de las Américas, colaboradores del narco. Rebelión