martes, 21 de agosto de 2007

Venezuela: El partido único y el presidente vitalicio

Pascual Serrano
Muchos medios de comunicación han difundido por el mundo dos preocupantes intenciones del presidente venezolano Hugo Chávez que confirmarían sus intenciones dictatoriales. La primera de ellas fue “reformar la Constitución para que el cargo que ostenta pase a tener carácter vitalicio”, según leo en la prensa regional española. “Hugo Chávez empieza a dar forma a su proyecto de convertirse en dirigente vitalicio de Venezuela”, afirmaba un editorial del diario español ABC el 5 de diciembre tras la victoria electoral. Debería abandonar la insensata idea de cambiar la Constitución para ser presidente prácticamente vitalicio”, le recomendaban las firmas de opinión.
Pocos días después, otra noticia alarmante volvía a difundirse desde Caracas. “Con un partido único, Chávez quiere un control absoluto”, publicaba la agencia Efe. “Venezuela: Chávez, hacia el 'partido único'” se difundía en la prensa latinoamericana.
“Chávez intentará reformar la constitución venezolana para ser presidente vitalicio de la república y para que su partido sea el único en el país”, encontramos en la página web de la televisión Antena 3 el 3 de diciembre.
Los lectores reciben con preocupación esas noticias, es lógico, y confirman el carácter dictatorial del Hugo Chávez, no les queda ninguna duda. Pretender establecer un único partido y cambiar la ley para quedarse como presidente durante toda la vida, sólo puede ser una dictadura.
Pero es que ambas afirmaciones e intenciones del presidente de Venezuela son sencillamente mentira. Veamos cuál es la realidad.
Hugo Chávez ha planteado reformar la Constitución para eliminar el límite de mandatos presidenciales, de modo que pueda presentarse como candidato cuantas veces desee y ser elegido si así lo considera el pueblo venezolano. Y si no le votan, pues dejará de ser el mandatario de su país. Es decir, como sucede en España o en la mayoría de nuestro entorno europeo con el cargo de presidente del gobierno. Podrá ser durante toda la vida como el presidente Rodríguez Zapatero si éste gana sucesivamente todas las elecciones.
Y en cuanto al partido único, la propuesta es que todos los partidos políticos y grupúsculos que se definen como chavistas a lo largo de la geografía de Venezuela se aglutinen en torno a uno sólo que se llamará Partido Socialista Unido, lo que, por otro lado, suele ser lo más habitual en política. Por supuesto, el resto de los partidos se presentarán a las elecciones y tendrán la representación política que logren de los votos que consigan.
De modo que no cunda la alarma y cuando veamos las informaciones sobre Venezuela en los medios españoles, no se fíen, esos sí que quieren seguir engañando con carácter vitalicio y, si pudieran, ser los únicos.
Por cierto, donde sí existe un jefe de Estado con carácter vitalicio –y hereditario- es en España.
www.pascualserrano.net

EL golpe de estado de Chávez. Pascual serrano. Rebelión

El diario francés «Le Monde» presenta a Hugo Chávez como dictador vitalicio. voltairet.net


Venezuela: cuanto más leo a los mentirosos, más me gusta Bolívar.Maxime Vivas, Altercom


Ver documental "La Revolución no será transmitida"

Más campañas de desinformación, golpes mediáticos y mentiras sobre venezuela




HUGO CHÁVEZPor IGNACIO RAMONET

Pocos Gobiernos en el mundo son objeto de campañas de demolición tan cargadas de odio como Hugo Chávez, presidente de Venezuela. Sus enemigos no han vacilado ante nada: golpe de Estado, huelga petrolera, éxodo de capitales, intentos de atentados... Desde los ataques de Washington contra Fidel Castro no se había visto un ensañamiento semejante en América Latina.

Contra Chávez se divulgan las más miserables calumnias, concebidas por las nuevas oficinas de propaganda -National Endowment for Democracy, Freedom House- financiadas por la Administración del presidente de Estados Unidos George W. Bush. Dotada de recursos financieros ilimitados, esta máquina de difamar manipula repetidores mediáticos (entre ellos los diarios de referencia) y organizaciones de defensa de los derechos humanos, enroladas a su vez al servicio de designios tenebrosos. Sucede también, ruina del socialismo, que parte de la izquierda socialdemócrata sume su voz a este coro de difamadores.

¿Por qué tanto odio? Porque en momentos en que la socialdemocracia pasa en Europa por una crisis de identidad, las circunstancias históricas parecen haber confiado a Chávez la responsabilidad de asumir la conducción a escala internacional de la reinvención de la izquierda. Mientras que en el viejo continente la construcción europea ha tenido como efecto hacer prácticamente imposible toda alternativa al neoliberalismo, en Brasil, Argentina, Bolivia y Ecuador, inspirados por el ejemplo venezolano, se suceden experiencias que mantienen viva la esperanza de realizar la emancipación de los más humildes.

En ese sentido el balance de Chávez es espectacular. Se comprende que se haya convertido en referencia obligada en decenas de países pobres. ¿No ha refundado la nación venezolana sobre una base nueva, legitimada por una nueva Constitución que garantiza el involucramiento popular en el cambio social, siempre dentro del más escrupuloso respeto de la democracia y de todas las libertades? (1). ¿No ha devuelto a unos cinco millones de marginados, entre ellos las poblaciones indígenas, su dignidad de ciudadanos? ¿No ha recuperado la empresa pública Petróleos de Venezuela Sociedad Anónima (PDVSA)? ¿No ha desprivatizado y devuelto al servicio público la principal empresa de telecomunicaciones del país como así también la empresa de electricidad de Caracas? ¿No ha nacionalizado los campos petrolíferos del Orinoco? Por último, ¿no ha consagrado parte de la renta petrolera a conseguir una autonomía efectiva frente a las instituciones financieras internacionales, y otra al financiamiento de programas sociales?

Más de tres millones de hectáreas de tierra han sido distribuidas entre los campesinos. Millones de niños y adultos han sido alfabetizados. Se han instalado millares de dispensarios médicos en los barrios populares. Decenas de miles de personas sin recursos con afecciones oculares han sido operadas gratuitamente. Los productos alimentarios básicos son subvencionados y ofrecidos a los pobres a precios inferiores en un 42% respecto de los del mercado. La duración del trabajo semanal ha pasado de 44 horas a 36, mientras que el salario mínimo ascendía a 204 euros mensuales (el más alto en América Latina después de Costa Rica).

El resultado de todas estas medidas es que entre 1999 y 2005 la pobreza disminuyó del 42,8% al 33,9% (2), mientras que la población que vive de la economía informal cayó del 53% al 40%. Este retroceso de la pobreza permite sostener con fuerza el crecimiento, que en el curso de los tres últimos años fue de un 12% promedio, entre los más altos del mundo, estimulado por un consumo que ha aumentado un 18% por año (3).

Ante estos resultados, para no hablar de los logrados en política internacional, ¿cabe sorprenderse de que el presidente Hugo Chávez se haya convertido en un hombre contra el cual disparar para los dueños del mundo y sus agentes?

Notas:
(1) Las mentiras a propósito de Radio Caracas Televisión acaban de ser desmentidas, dado que esta cadena ha reanudado sus programas por cable y satélite a partir del pasado 16 de julio.
(2) Poverty Rates in Venezuela. Getting the Numbers Right , Center for Economic and Policy Research, Washington DC, mayo de 2006.
(3) Leer el dossier "Chávez, not so bad for business", Business Week , New York, 21 de junio de 2007.